Historia

/Historia
Historia 2017-11-28T20:00:38+00:00

Nace la Sociedad Ciclista Bilbaína

En la primavera de 1904, vería la luz una sociedad ciclista que aún continúa en activo en nuestros días, la decana de los clubes ciclistas del Estado, la Sociedad Ciclista Bilbaína.
En aquel entonces, en el desaparecido Café Murga (Hurtado de Amézaga nº 8, cerca del Banco de Bilbao) se reunieron un grupo de amigos, fervientes partidarios del deporte del pedal. Allí estaban don Genaro Morales, don Enrique Pinedo, don Luis Fernández de Gamboa, y el inglés don Juan Moser, promotor de la reunión e impulsor de una feliz idea: crear una Sociedad Ciclista que agrupase a todos los amantes del ciclismo que había en la capital vizcaína.
Dicho y hecho, pues de aquella reunión salió la primera Junta Directiva de la Sociedad Ciclista Bilbaína, cuyo Presidente sería el señor Fernández Gamboa y su Secretario el señor Morales.
También, y atendiendo a uno de los motivos fundacionales de la Sociedad, que era la promoción del cicloturismo y la divulgación de las bellezas de la naturaleza y los pueblos de Vizcaya, se nombró un Capitán de Excursiones, el cual cedería su puesto cada semana a otro de los socios.
En la fotografía podemos ver el primer equipo de la SCB, formado por Espinosa, Muñecas, Corrons y López Acevo

Record de España de los 100 kilómetros

El domingo día 9 de mayo de 1909, la Sociedad Ciclista Bilbaina organizó una carrera de su Campeonato que resultó sumamente interesante porque en la misma se batió el récord de España de los 100 kilómetros que hasta entonces era de 3 horas 18 minutos y ahora quedó rebajado en 7 minutos.
La prueba, que salió a las siete de la mañana de La Salve, transcurrió por Deusto, Olaveaga, Desierto, Las Arenas, Plencia, Munguía y Morga, donde se hallaba situado el jurado de viraje, volviendo los corredores por el camino de venida. En meta, el primero fue Lorenzo Oca en 3 horas 11 minutos 20 segundos, seguido de Marcelo Valle, a 10 segundos, y de Pedro Sorriguieta, a 8 minutos 40 segundos.
A destacar que los corredores fueron muy aplaudidos al llegar a meta por el numeroso público que presenció la carrera.

 

Datos y fotos obtenidos del libro: Sociedad Ciclista Bilbaina 1904-2004, escrito por José Antonio Díaz